Buda de la salud: Color y formas de activarlo en casa

Buda de la salud

La enfermedad y el sufrimiento han acompañado al ser humano desde siempre. Todas las tradiciones espirituales ofrecen sus propias respuestas ante un escenario pesimista del dolor. En el budismo, Bhaisajyaguru, el "Buda de la Medicina", simboliza la posibilidad de hallar alivio hasta en los momentos más sombríos.

Bhaisajyaguru, el Rey Lapislázuli

Según antiguos textos budistas, Bhaisajyaguru es un Buda celestial que reina sobre un paraíso llamado la "Tierra Pura del Rey Lapislázuli", ubicada al Este. Allí enseña el Dharma rodeado de bodhisattvas y discípulos cercanos a alcanzar la iluminación. Su reino se caracteriza por la serenidad, la armonía y la dicha suprema.

Bhaisajyaguru recibe su nombre por ser el "Maestro en Medicina". Domina infinidad de tratamientos y disciplinas para sanar todo tipo de dolencias del cuerpo y la mente. Por ello es ampliamente venerado en Oriente.

Atributos distintivos

En iconografía, Bhaisajyaguru se representa sentado o de pie, con la piel de un llamativo color azul profundo, recordando al lapislázuli, la piedra preciosa que da nombre a su reino puro. Suele portar un cuenco medicinal en sus manos, del cual emerge un néctar curativo.

Otros atributos distintivos son el árbol Bodhi a sus espaldas o sentado en un loto, flanqueado por los bodhisattvas del Sol y la Luna. Estos elementos evocan su naturaleza iluminada y su capacidad de disipar la oscuridad de la enfermedad.

El poder del color azul

Más allá de su simbolismo religioso, sabemos por la cromoterapia que el color azul cobalto de Bhaisajyaguru tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias. Contemplar su imagen ya genera un efecto terapéutico sobre la mente y el cuerpo.

¿Has notado alguna vez cómo mirar el cielo o el mar en un día despejado atenúa nuestra ansiedad y reconforta el espíritu? Ese es el profundo poder del color azul profundo. Una razón más para sentirnos atraídos por este compasivo Buda.

Formas sencillas de conectar

Aunque no seamos budistas devotos, todos podemos beneficiarnos de la influencia apacible de Bhaisajyaguru. Colocar una estatua o imagen suya en casa, prender una vela azul junto a ella y tomar unos minutos para contemplarla con fe y una actitud receptiva, es suficiente para comenzar a activar su campo energético protector.

Otra opción es recitar su mantra, idealmente frente a un altar. También podemos decirlo mentalmente al inicio del día o antes de dormir. Esta antigua fórmula sánscrita canaliza su poder sanador:

"Om bhaisajye bhaisajye maha bhaisajya samudgate svaha"

Con pequeños gestos cotidianos como estos, pronto sentiremos los efectos apaciguadores de Bhaisajyaguru infundiéndonos alivio, serenidad y confianza en nuestro potencial innato de sanación.