Buddha Purnima: ¿Qué es y cuándo se celebra?

Buddha Purnima

El Buddha Purnima es una festividad budista de gran importancia. Con este día de fiesta se conmemora el nacimiento, la iluminación y el fallecimiento de Buda Gautama, el fundador del budismo. Y es es que más de 500 millones de personas en el mundo siguen las enseñanzas de Buda.

¿Cuándo se celebra el Buddha Purnima?

La fecha cambia cada año

El Buddha Purnima se celebra durante la luna llena del mes budista de Vesakha. Esta fecha suele coincidir con los meses de abril o mayo del calendario gregoriano occidental. Cada año la fecha es diferente, porque está basado en el calendario lunar.

Para los devotos budistas, mirar la luna llena en la noche del Buddha Purnima es algo mágico y lleno de significado. Se cree que si pides un deseo durante la celebración, seguramente se cumplirá.

Profundas enseñanzas sobre la vida y la espiritualidad

Un día para la reflexión

En el Buddha Purnima, los templos y centros budistas de todo el mundo ofrecen charlas, meditaciones y enseñanzas sobre los principios del budismo. Se profundiza sobre conceptos como el sufrimiento, el deseo, el karma o el nirvana.

Son temas que invitan a la reflexión personal sobre el sentido de la vida, la felicidad y la espiritualidad. ¿No crees que a veces nos vendría bien parar y dedicar un día entero a pensar en estas cuestiones trascendentales?

Ofrendas y expresiones de gratitud

Flores, incienso y luz para Buda

En el Buddha Purnima es tradición que los fieles budistas lleven ofrendas al templo para expresar su gratitud y veneración. Normalmente se ofrecen flores, frutas, incienso, velas o luz.

Algunas personas incluso liberan pájaros o peces en este día, como símbolo de respeto a toda forma de vida. Es muy bonito ver la devoción con la que los budistas honran la memoria de su maestro espiritual.

Reuniones sociales y familiares

Compartir un día especial

Además de las actividades religiosas, el Buddha Purnima también es una festividad para compartir en familia o con los amigos. Después de la visita al templo, es habitual organizar una comida especial o una merienda todos juntos. ¡Y también aprovechar para ponerse las mejores galas

Para muchos budistas laico, este día es como el equivalente a la Navidad en el mundo occidental: una fecha clave del calendario para reunirse con los tuyos.

Intercambio de regalos

Detalles desde el corazón

No pueden faltar los detalles y regalitos entre familiares y amigos en una fecha tan destacada. Aunque no es una tradición materialista, sino que los budistas prefieren obsequios más bien espirituales o simbólicos.

Por ejemplo, imágenes de Buda, libros sagrados, incienso, objetos rituales, o incluso donaciones a causas benéficas en nombre de la persona a la que va dedicado el regalo. Los presentes del Buddha Purnima se entregan siempre desde el cariño y con un significado especial.

Procesiones con antorchas o velas

Luz que guía en la oscuridad

En algunos países y templos se organizan procesiones nocturnas, en las que los participantes encienden antorchas o velas en honor a Buda. Es emotivo ver a la multitud avanzar con pequeñas llamas en la noche, mientras cantan y rezan. Esas luces en la oscuridad simbolizan cómo las enseñanzas de Buda iluminan el camino de sus seguidores. Siempre para orientarles en los momentos de dudas o confusión.

Decoración especial de los hogares

Símbolos de paz y serenidad

Además de engalanar los templos, muchas familias budistas también decoran sus hogares para la ocasión. Colocan altares o rincones especiales con estatuas e imágenes de Buda, junto con ofrendas de flores frescas, frutas y dulces. Hasta los más pequeños quieren participar. Es muy normal verlos ayudar a sus padres a preparar todo.

También es típico colgar banderas de oración y farolillos de papel con motivos alusivos al Buddha Purnima en terrazas y ventanas. Sin duda estos adornos aportan color, alegría y paz a los hogares.

Cánticos religiosos


Música que eleva el espíritu

Los sonidos envolverán tus sentidos si visitas un templo budista en el Buddha Purnima. Los monjes entonan sus cánticos sagrados y rezos de forma ceremonial mientras son acompañados por instrumentos tradicionales como campanas, tambores o cuencos tibetanos.

Estos mantras en sánscrito, pausados y hipnóticos, consiguen elevar el espíritu y crear un ambiente propicio para la meditación.

Vestimenta formal o tradicional

Las mejores galas

En una fecha tan destacada, no podían faltar las vestimentas elegantes y coloridas. Muchos budistas aprovechan la ocasión para sacar sus mejores galas y ropas tradicionales guardadas en el armario.

Las mujeres suelen llevar saris de seda de colores alegres, mientras los hombres visten chaquetas entalladas llamadas kurta, normalmente en tonos crema, beige o marrones claros. No hay duda que estos looks étnicos tan característicos aportan belleza al evento.

Comida vegetariana

Sabores de la India

Y para terminar, ¿qué sería una festividad importante sin una comida acorde? En el Buddha Purnima es típico preparar una gran variedad de deliciosos platos vegetarianos, muchos de ellos originarios de la India, cuna de Buda.

Entre los más populares están los dulces kheer, basados en la leche de coco, el arroz con leche llamado payasam, o los momos, una especie de empanadillas rellenas de verduras y especias. ¡Para chuparse los dedos!