Cuánto tiempo se tarda en llegar a la luna

cuánto tiempo se tarda en llegar a la luna

Viajar a otro mundo, siempre ha fascinado a la humanidad. La Luna, nuestro satélite natural más cercano, ha ejercido desde tiempos inmemoriales una enorme atracción sobre nosotros. Saber cuánto tardamos en recorrer, los casi 400.000 kilómetros que nos separan de ella, ayuda a hacerse una idea de la inmensa distancia que deben salvar nuestras naves espaciales.

Los primeros intentos de estimar el tiempo de tránsito a la Luna, se remontan muy atrás en el tiempo. Ya a principios del siglo XX los científicos especulaban con la posibilidad de viajar a nuestro satélite. Con el desarrollo tecnológico posterior, esa especulación pudo convertirse en realidad.

Trayectoria y distancia 

La Luna, está a una distancia media de 384.400 kilómetros de la Tierra. Ese gran trecho del espacio, debe ser salvado por cualquier nave que pretenda posarse sobre la superficie lunar. 

Dependiendo de la trayectoria escogida y la tecnología empleada, el tiempo que tarda una misión tripulada en alcanzar nuestro satélite varía. No es lo mismo enviar sondas robotizadas, que transportar a seres humanos. Conocer bien la ruta a seguir resulta fundamental.

Las misiones Apolo 

El hito crucial en la carrera por conquistar la Luna, lo constituyó el programa Apolo de la NASA. Entre 1968 y 1972 se realizaron varios vuelos tripulados a nuestro satélite. La misión Apolo 11, que logró el primer alunizaje de la historia en 1969, empleó casi tres días en cubrir la distancia Tierra-Luna. 

La nave partió el día 16 de julio y se posó sobre la superficie lunar el 20 de ese mes. Este tiempo de tránsito, se convirtió en el estándar para vuelos posteriores.

Misiones no tripuladas 

Las sondas espaciales y naves robotizadas que se han enviado a la Luna a lo largo de las décadas han mejorado poco a poco esos plazos. Al no transportar humanos, pueden utilizar trayectorias más osadas y acelerar más. 

En la actualidad se tarda entre dos días y medio y tres días en que una sonda o módulo de aterrizaje no tripulado alcance nuestro satélite desde el momento de su lanzamiento. Se espera que los desarrollos tecnológicos futuros reduzcan aún más ese lapso.

Vuelos tripulados del futuro 

De cara al establecimiento de misiones tripuladas estables a la Luna, se trabaja en la mejora de los sistemas de propulsión de las naves espaciales. El objetivo es que los nuevos cohetes, puedan acortar el viaje a apenas un día de duración. 

La NASA pretende poner en órbita lunar, una pequeña estación espacial tripulada para 2024. Si los plazos se cumplen, en esta década podríamos ver cómo el trayecto Tierra-Luna se reduce drásticamente, respecto a los tres días que tardaron las históricas misiones Apolo.

Opciones de propulsión nuclear 

Varios expertos consideran que la propulsión nuclear de las naves, permitiría descender hasta las 24 horas el tiempo necesario para que los astronautas lleguen a la Luna. Se baraja el año 2030, para la adopción de este sistema. 

No obstante, la propulsión nuclear aún genera recelos por su complejidad tecnológica y los potenciales riesgos que conlleva. Habrá que ver, si finalmente se impone para los vuelos tripulados, o se apuesta por métodos más convencionales de cohetes químicos.

Conclusiones

Resumiendo, el tiempo estimado actual para que una nave tripulada alcance la Luna, se sitúa entre los dos y los tres días desde su lanzamiento. Las misiones no tripuladas pueden achicar ese plazo, pero no sustancialmente. 

Los avances tecnológicos previstos para las próximas dos décadas, deberían permitir reducir ese intervalo a apenas 24 o 36 horas. Ese será el tiempo de tránsito, cuando se establezcan bases permanentes en la Luna. Todo un hito en nuestra conquista del espacio profundo.