¿Cuál es la diferencia entre basílica e iglesia?

diferencia entre basílica e iglesia

La arquitectura religiosa cristiana comprende una amplia variedad de edificios, que están dedicados al culto. Entre ellos se encuentran desde pequeñas ermitas rurales, hasta imponentes catedrales que dominan el skyline de grandes ciudades. 

Dos tipos destacados de templos cristianos, son las basílicas y las iglesias. Ambas sirven como lugar de rezo y celebración litúrgica. Sin embargo, existen diferencias algo significativas entre ambas.

Definición y designación de basílica 

Una basílica es un edificio de culto cristiano, al que la Santa Sede ha conferido ese título honorífico. Normalmente es debido a su importancia histórica, simbólica o arquitectónica. El nombre proviene de las antiguas basílicas romanas, que eran grandes edificios públicos utilizados como tribunales o lugares de reunión. 

Las primeras basílicas cristianas surgieron en los siglos IV y V. Están inspiradas en esas antiguas construcciones romanas. Con el tiempo la Iglesia católica adoptó el término, y comenzó a utilizarlo para denotar iglesias de particular relevancia. En la actualidad sólo el Papa tiene autoridad para otorgar formalmente el título de basílica a un templo.

Características arquitectónicas 

Las basílicas presentan algunos elementos arquitectónicos típicos, aunque con numerosas variaciones. Por lo general tienen una planta rectangular o de cruz latina. Con una o más naves longitudinales, interrumpidas por un transepto. También suelen contar con columnatas separando las naves entre sí, y rematando en un ábside o varios ábsides de forma semicircular u poligonal. 

Otros rasgos frecuentes son techos abovedados, amplios espacios interiores, decoración e iconografía destacada y una ubicación sobresaliente en el entramado urbano de la ciudad. Entre los ejemplos más emblemáticos, destacan la Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano o la de San Marcos en Venecia.

Iglesias 

En sentido amplio, el término iglesia designa cualquier lugar de culto cristiano. Desde una pequeña capilla rural, hasta una enorme catedral urbana. Por tanto, todas las basílicas son iglesias pero no viceversa. Las iglesias no requieren autorización papal ni tener valor patrimonial. 

Simplemente son templos cristianos gestionados por alguna diócesis, orden o comunidad religiosa. Pueden presentar gran variedad de formas y tamaños. Desde la modesta iglesia de pueblo, hasta suntuosas construcciones neoclásicas o góticas en grandes urbes.

Diferencias adicionales

Además de los aspectos arquitectónicos, basílicas e iglesias se diferencian en otros privilegios y funciones: 

  • Las basílicas gozan de precedencia ceremonial sobre otras iglesias. 
  • Muchas basílicas albergan reliquias de santos o restos de los apóstoles. 
  • Algunas basílicas tienen el título honorífico de patriarcal o papal. 
  • Los fieles que visitan ciertas basílicas en determinadas festividades, pueden lucrar indulgencias. 

En resumen, la diferencia entre basílica e iglesia radica sobre todo, en la importancia y preeminencia que la Santa Sede confiere a la primera. Sin embargo, en cuanto a culto religioso ambas cumplen un papel similar como centros de vida litúrgica para la comunidad católica local.