Principales diferencias entre judíos y cristianos

diferencias entre judíos y cristianos

Las religiones cristiana y judía, comparten raíces históricas. Sin embargo, existen diferencias clave entre cristianos y judíos en cuanto a su fe. El judaísmo se centra en la creencia en un Dios único, y en seguir la Torá como guía de vida. Los cristianos también creen en un solo Dios. Estos últimos lo entienden como una Trinidad; Padre, Hijo y Espíritu Santo

Para los cristianos Jesús es el Mesías profetizado en el Antiguo Testamento, y el hijo de Dios encarnado. Esta diferencia en la concepción de Dios, marca profundamente ambas religiones. Los judíos esperan aún la llegada del Mesías. Mientras que para los cristianos, ya llegó en la figura de Jesús. 

Esto tiene especial influencia, en cómo entienden la salvación y el propósito de la vida. El judaísmo enfatiza cumplir los mandamientos divinos en este mundo. El cristianismo, se centra más en la vida eterna tras la muerte, debido al sacrificio redentor de Cristo.

Textos sagrados y tradición oral 

La Biblia Hebrea o Tanaj, es sagrada para judíos y cristianos. Pero estos últimos, la llaman Antiguo Testamento y añaden el Nuevo Testamento. Los judíos tienen además el Talmud, que recoge siglos de interpretaciones rabínicas de la Torá. Esta tradición oral es fundamental en el judaísmo. 

Los cristianos por su parte, dan gran importancia a los escritos de los Padres de la Iglesia y al magisterio eclesiástico. Ambas religiones valoran el estudio de sus textos sagrados, pero sin embargo lo enfocan de una forma distinta. En el judaísmo se fomenta el debate y la interpretación personal dentro de ciertos límites. 

El cristianismo tiende a una lectura más literal, y a seguir las interpretaciones oficiales de cada denominación. Esto refleja diferencias más amplias, en cómo entienden la relación entre el individuo y la comunidad de fe.

Prácticas religiosas y rituales 

Los judíos practican la circuncisión de los varones, como una señal de la alianza con Dios. Celebran el Shabat cada semana, además de otras festividades anuales como Pésaj o Yom Kipur. Su dieta sigue las leyes del kashrut. Los cristianos por lo general no siguen estas costumbres. Sus principales rituales son el bautismo y la eucaristía o comunión. 

Los cristianos celebran el domingo como día de descanso, y fiestas como la Navidad o la Pascua. Estas diferencias en las prácticas, reflejan distintas formas de entender la santificación. Para los judíos cumplir los preceptos de la Torá, es clave para una vida santa

Los cristianos, se centran más en la gracia divina, y la transformación interior por el Espíritu Santo. Esto se traduce en enfoques diferentes sobre el papel, de las obras en la salvación y la relación entre lo sagrado y lo profano.

Concepto de pecado y expiación 

El judaísmo ve el pecado principalmente como una transgresión de la ley divina, que requiere arrepentimiento y reparación. No cree en el pecado original, ni en la necesidad de un salvador. Los cristianos, en cambio, entienden el pecado como una condición humana heredada que solo puede ser redimida por el sacrificio de Cristo

Esto nos lleva, a visiones distintas sobre la naturaleza humana y la relación con Dios. Para los judíos la expiación se logra mediante el arrepentimiento sincero, la oración y las buenas obras. Los cristianos creen, que solo la fe en Jesús puede salvar. Aunque las denominaciones, difieren en el papel exacto de la gracia y las obras. 

Estas perspectivas influyen, en cómo ambas religiones abordan temas éticos y sociales así como en su visión del más allá y el juicio final.