¿Cuál es la galaxia en la que vivimos?

galaxia en la que vivimos

La galaxia en la que vivimos se llama Vía Láctea. Se caracteriza principalmente, por ser una enorme estructura cósmica. Alberga en su interior cientos de miles de millones de estrellas, planetas, nebulosas y otros cuerpos celestes

Su nombre proviene del aspecto lechoso que presenta en el cielo nocturno, cuando la observamos desde la Tierra. Esta banda blanquecina que atraviesa el firmamento es en realidad la luz combinada de innumerables estrellas que forman parte de nuestra galaxia.

La Vía Láctea tiene forma de espiral barrada. Esto significa, que posee un núcleo central del que emergen brazos espirales que se extienden hacia el exterior. Estos brazos contienen gran parte de las estrellas y el gas interestelar de la galaxia. 

El Sol y nuestro sistema solar se encuentran en uno de estos brazos espirales llamado brazo de Orión, a unos 26.000 años luz del centro galáctico.

Estructura y composición de nuestra galaxia 

Se calcula que el diámetro de la Vía Láctea esta sobre unos 100.000 años luz. Para hacernos una idea de su colosal tamaño, pensemos que la luz tarda 100.000 años en recorrer la galaxia de un extremo a otro. 

El grosor del disco galáctico, es mucho menor en comparación con su diámetro. Alcanza unos 1.000 años luz en las zonas más densas. La masa total de nuestra galaxia se calcula en torno a 1,5 billones de masas solares. Gran parte de esta masa corresponde a materia oscura. Una misteriosa forma de materia que no emite luz, pero cuya presencia se detecta por sus efectos gravitatorios. 

Las estrellas gas y polvo interestelar, solo representan una pequeña fracción de la masa total de la Vía Láctea.

El centro galáctico y sus misterios 

En el corazón de la Vía Láctea se encuentra un agujero negro supermasivo. Se le conoce como Sagitario A*. Su masa equivale a unos 4 millones de soles. Este monstruoso objeto, ejerce una enorme influencia gravitatoria en su entorno. Además es el responsable de muchos fenómenos energéticos que se observan en el centro galáctico. 

La región central de nuestra galaxia es un lugar fascinante pero turbulento. En ella encontramos cúmulos de estrellas muy densas. Además de nubes de gas y polvo, y potentes campos magnéticos. Los astrónomos han detectado chorros de materia y energía que emergen del núcleo galáctico así como intensas emisiones de rayos X y ondas de radio. 

Explorando nuestro vecindario cósmico 

La Vía Láctea no está sola en el universo. Forma parte de un grupo de galaxias conocido como Grupo Local. Nuestros vecinos más cercanos son las Nubes de Magallanes. Estas son dos galaxias enanas irregulares, visibles a simple vista desde el hemisferio sur. 

La galaxia de Andrómeda es la espiral más grande del Grupo Local. Se encuentra a unos 2,5 millones de años luz de distancia. En el futuro lejano la Vía Láctea y Andrómeda colisionarán y se fusionarán para formar una galaxia aún más grande. 

Este proceso comenzará dentro de unos 4.500 millones de años. Tardará varios miles de millones de años en completarse. El resultado será una galaxia elíptica gigante que algunos astrónomos ya han bautizado como "Lactómeda".