¿Qué es una persona carismática?

qué es una persona carismática

El carisma se puede definir, cómo ese toque mágico que tienen algunas personas. Es como una luz que les rodea, y consigue atraer a los demás sin esfuerzo. No se trata de ser simpático o agradable. Va mucho más allá de eso. Una persona carismática tiene un aura especial. Con ella, logra cautivar a todos los que la rodean

Se puede decir, que inspira confianza y admiración de una forma natural. No necesita forzar las cosas, ni fingir para agradar. Imagina a alguien que entra en una habitación y todos giran la cabeza para mirarle. Eso es tener carisma. Es difícil de definir, pero fácil de reconocer cuando lo ves. 

Las personas carismáticas poseen algo, que las hace destacar entre la multitud. Transmiten sensación de seguridad y entusiasmo. La energía que tienen es contagiosa, y hace que los demás quieran estar cerca de ellas.

Habilidades de comunicación excepcionales 

El carisma está muy ligado a la forma de comunicarse. Las personas carismáticas saben escuchar de verdad. Te hacen sentir, que eres lo más importante en ese momento. Mantienen el contacto visual y prestan toda su atención. No interrumpen ni se distraen con el móvil, mientras hablas. 

Saben hacer las preguntas adecuadas, para que te abras y te sientas cómodo. A la hora de hablar tienen un don especial. Se expresan con claridad y convicción. Usan un lenguaje sencillo pero poderoso, y saben contar historias que enganchan y emocionan. Su tono de voz y sus gestos refuerzan el mensaje. Transmiten pasión por lo que dicen y logran, que hasta los temas más aburridos resulten fascinantes.

Empatía y conexión emocional 

El carisma es algo que va de la mano con la inteligencia emocional. Las personas carismáticas conectan a un nivel más profundo, con todos los demás. Tienen una capacidad innata, para entender cómo se sienten los otros. Saben ponerse en su lugar y mostrar compasión, y no juzgan ni critican. Aceptan a cada uno tal como es.

Esta empatía hacia los demás, les permite adaptarse a diferentes situaciones y personas. Saben qué decir y cómo actuar, en cada momento. Consiguen sobre todo, que los demás se sientan muy especiales y valorados. Crean un ambiente positivo a su alrededor. La gente se siente bien en su compañía y quiere pasar más tiempo con ellas.

Autenticidad y congruencia 

El carisma auténtico, no se puede fingir. Las personas carismáticas son fieles a sí mismas. No intentan aparentar algo que no son. Se muestran tal cual son haciendo visibles sus virtudes y defectos. Esta autenticidad, genera confianza en los demás. No tienen miedo de mostrarse vulnerables, o admitir sus errores. 

Sus acciones son coherentes con sus palabras. Cumplen lo que prometen. Son íntegras, y tienen principios sólidos. Esto les da credibilidad y hace que la gente confíe en ellas. No cambian su forma de ser según con quién estén. En definitiva, tratan a todos por igual sea cual sea su posición social.

Liderazgo inspirador 

Las personas carismáticas, suelen destacar como líderes. Tienen una visión clara de las cosas, y saben como transmitirla. Inspiran a los demás a dar lo mejor de sí mismos. No imponen su autoridad. Motivan desde el ejemplo y el entusiasmo, y saben extraer el potencial de cada uno.