¿Quién escribió el Antiguo Testamento?

quién escribió el Antiguo Testamento

Uno de los textos fundacionales de la cultura judeocristiana es el Antiguo Testamento. Recoge las tradiciones, leyendas, profecías e historia del pueblo de Israel, desde sus orígenes hasta el siglo II a.C

Para aquellos que lo desconozcan, se trata de una colección de libros escritos durante un extenso período de tiempo que abarca al menos siete siglos. Conocer quienes poseen la autoría de este conjunto de textos sagrados, ha sido objeto de numerosas investigaciones y debates entre los expertos.

La tradición atribuye la redacción, al menos parcial de algunos de estos libros, a personajes destacados de la historia de Israel. Sin embargo, los análisis modernos apuntan a que la mayoría son producto de la recopilación de tradiciones populares, transmitidas oralmente a lo largo del tiempo. Es difícil determinar en muchos casos autorías concretas.

Orígenes de la Torá 

Los cinco primeros libros del Antiguo Testamento conforman la Torá o Pentateuco. La tradición judía los atribuye a Moisés, considerado el autor por inspiración divina. Esto encajaría con el hecho, de que en ellos se recogen algunas de las principales tradiciones del pueblo hebreo durante el Éxodo, cuando Moisés fue su líder.

Investigaciones contemporáneas 

No obstante, estudios contemporáneos de crítica literaria señalan que estos textos están compuestos por la fusión de tradiciones de diversas regiones y épocas de Israel. Identifican al menos cuatro fuentes principales, producto de la recopilación y reelaboración de leyendas a lo largo de varios siglos, desde el siglo X hasta el VI a. C. 

Es poco probable por tanto que Moisés, en el siglo XIII a. C., pudiera ser responsable de la versión final de estos escritos tal y como han llegado a nosotros. Su origen es fruto de la agregación de distintas tradiciones populares de diferentes lugares y épocas.

Libros históricos y poéticos 

Otros libros del Antiguo Testamento, son fundamentalmente históricos o poéticos. Entre ellos se encuentran textos como los de Samuel, Reyes y Crónicas, que narran la historia de Israel desde la monarquía hasta el destierro en Babilonia. así como los Salmos, trabajo poético de enorme trascendencia. 

La autoría de estos libros es difícil de rastrear. Aunque existe consenso sobre la antigüedad de muchas tradiciones recogidas en ellos, transmitidas oralmente a lo largo de generaciones.

Conclusión 

En definitiva, la autoría del Antiguo Testamento permanece en parte desconocida. Tradicionalmente atribuido a figuras destacadas de la historia de Israel, los análisis modernos apuntan a que la mayor parte de estos textos son producto de la fusión de tradiciones, leyendas y relatos de diferentes lugares y épocas del pueblo hebreo

Su origen hay que buscarlo en el acervo cultural y religioso, acumulado durante siglos y no en autores concretos. Se trata de un fascinante proceso de construcción literaria colectiva que culmina en los textos bíblicos actuales.